Inteligencia artificial, inteligencia distribuida, inteligencia extendida

¿Qué inteligencia nos interesa? ¿Y cómo nos afecta?

¿Sabes cuántas inteligencias tiene el Ser Humano?

Pues según a quién preguntes te hablarán de 8, 12 o 20 tipos de inteligencia diferentes… Si cada una de esas inteligencias te condicionan y te convierten en la persona que eres y las usas en momentos adecuados, ¿crees que a la Inteligencia Artificial no le pasará lo mismo? Y es más… ¿puede que esas Inteligencias también te afecten a ti de alguna forma?

¿Quieres saber un poco más sobre cómo nos afectan a los Humanos las Inteligencias no Humanas y cuáles nos pueden interesar? Te invito a que sigas conmigo.

Inteligencias no humanas

Sé muy bien que sabes lo que es la Inteligencia Artificial (IA), y que empiezas a entender las implicaciones que puede tener para ti.

Lo mismo, si la tuvieras que definir de forma que cualquier persona en el planeta lo entendiera, dirías que no es más que una emulación de los patrones de pensamiento humanos, basada en algoritmos capaces de aprender por sí solos, o algo así.

Ya lo tendrías mas complicado si tuvieras que definir Inteligencia Extendida (IE), pero seguro que al final serías capaz de dar una definición donde quedara claro que se refiere al uso de la IA por parte de la Inteligencia Humana como si fuera una parte más de ella misma.

Definir la Inteligencia Distribuida (ID) es para conseguir nota… Sin embargo es la más fácil de definir si entendemos las dos primeras, ya que esta Inteligencia hace referencia a la capacidad que tendrán las distintas Inteligencias Artificiales especializadas en sus áreas de interactuar entre sí aportando más conocimiento y potencia de Inteligencia. Lo cual tiene un efecto exponencial de crecimiento.

Si eres purista y experto en Inteligencia Artificial, seguro que puedes explicar más de 3 tipos de Inteligencias No Humanas y darnos más y mejores definiciones. Pero, ¿no crees que, si los Seres Humanos ya tienen bastante con sus 8 a 20 inteligencias, hablarles de más de 3 no humanas ya es bastante para el día de hoy?

Pero esto que te cuento no son más que definiciones más o menos afortunadas de las Inteligencias No Humanas.

Lo mismo que cuando te compras un móvil y alucinas pepinillos con todas las características y funcionalidades, pero en el fondo lo que quieres saber es qué puede hacer el móvil por ti para que tu vida personal y/o profesional sea mejor, con las definiciones de Inteligencias no tienes bastante para saber cuál quieres o cómo te ayudan o perjudican, ¿verdad?

¿Qué inteligencia no humana nos interesa más?

La verdad, contestar a esta pregunta no es fácil.

Es más, yo creo que hemos de usar una u otra según el momento y circunstancia.

Lo mismo que usamos la inteligencia lingüística, o la emocional o la matemática, espacial… o cualquier otra en el momento adecuado e incluso las combinamos, hemos de hacer lo mismo con las nuevas Inteligencias No Humanas.

La IA, tal y como la conocemos a fecha de hoy, es una inteligencia que aporta velocidad de aprendizaje, volumen o cantidad de conocimiento. Y su utilidad principal a fecha de hoy es la de aportar ese conocimiento a los humanos o la de ejecutar tareas mucho más rápida y productivamente que el humano, e incluso realizar tareas que no aportan valor a la vida de un humano, pero que han de ser ejecutadas. Claro está, con la ayuda de otras tecnologías como es la Robótica, el IoT, Big Data y otros.

La IE, que aún está en una fase muy inicial, tendrá su mayor funcionalidad como un complemento de la Inteligencia Humana. Usará la velocidad y conocimiento de la IA para aportárselo a la Inteligencia Humana de forma que pueda entenderla. Sus funciones están a medio camino de ser un mentor/consejero y un profesor. Podrás hacer cosas como: “IE, ¿qué sabes del calentamiento de los polos?”; “IE, mientras yo termino la presentación, hazme una extrapolación de las ventas para los próximos 5 años”; “IE, ¿qué me pasa?”… Bien usada por parte del Humano, le permitirá desarrollar aspectos de su Humanidad y Creatividad a cotas hasta ahora no imaginadas.

Como antes decía, la ID es para sacar nota. A fecha de hoy, por lo que yo sé, solo existe en la cabeza de algunos investigadores, sociólogos y filósofos. Pero una Inteligencia que puede sumar otras Inteligencias para poder procesar, crecer, aprender, compartir y más cosas, ¿a dónde puede llegar? ¿No te suena a algo a así como una mente colmena? Es indudable que es la Inteligencia No Humana que más nos puede aportar y cambiar.

Conceptos como curva de aprendizaje, transmisión de conocimientos o la información es poder desaparecerán de forma radical de las Inteligencias Humanas y las No Humanas. Solo estarán en los libros de Historia y Antropología, cuando los hombres aprendían transmitiendo conocimientos con el habla, la escritura o el estudio.

La propia IA y la Inteligencia Humana, vía la IE, también cambiarán a un concepto de inteligencia que no somos aún capaces ni de vislumbrar.

¿Cómo nos afectan?

Si me preguntas a mí cuál nos puede interesar más de estas tres, sin descartar a ninguna y usándolas en el momento y lugar adecuado, la que más nos interesa es la IE.

La razón es simple: Hasta el surgimiento o explosión de la IA definíamos la Inteligencia Humana como la más poderosa de las Inteligencias conocidas por el Ser Humano, y lo era por su capacidad de razonamiento, lógica e inferencia. Pero al ser capaces vía algoritmos de crear Inteligencia Artificial, que es capaz de hacer eso mismo (y con el tiempo más rápido y mejor), hemos pasado a definir la Inteligencia Humana como la más potente de todas por su capacidad creativa.

Hemos dado un salto de aquellas cualidades de nuestra inteligencia que éramos capaces de medir y controlar a otra cualidad de nuestra inteligencia que no comprendemos del todo aún, pero que nos fascina: la Creatividad.

Para mí esto demuestra que hemos de entender que estamos en el momento de la historia de nuestra especie en que ha sido capaz de crear Inteligencia de forma Artificial, y ahora debemos ser capaces de hacer que esa inteligencia interactúe con nosotros para que nos haga ser mejores humanos.

Además, ya lo hemos dicho alguna vez. Competir con la IA, no tiene sentido, ni es algo de lo que saldremos victoriosos.

Nos equivocamos de pregunta.

No hay que preguntarse: ¿cómo puedo ser mejor que la IA? La pregunta correcta es: ¿cómo puedo ser mejor persona, mejor humano, usando la IA?

Por eso, la clave es la IE. Dominar a la IE para que esta use la IA o la ID según nuestra Inteligencia Humana necesite es la clave.

Nuestra inteligencia natural no es perfecta en absoluto y está condicionada por emociones, sentimientos y otros; lo cual es maravilloso y es lo que realmente nos define como Humanos.

Esperar que la IA y la ID, que no disponen de esas emociones, sentimientos y otros, sean capaces de entendernos es imposible, salvo que establezcamos una relación con ellas en la que se sientan como una parte de algo más grande que ellas mismas; se sientan parte de la Inteligencia Humana.

Por eso la IE es la que más nos interesa.

Otras entradas interesantes:

«
»

Enviar un comentario a
“Inteligencia artificial, inteligencia distribuida, inteligencia extendida”