Cognitive Hub: El futuro del workplace

Entorno de trabajo

Este artículo lo escribí mientras mi compañero Javier Boter presentaba la visión de mi empresa con respecto al entorno de trabajo en Workplace Transformation 2017 de IDC. Te soy sincero: mientras lo escribía sonreía maliciosamente pensando que las 150 personas que estaban allí no sabían lo que yo, y que ahora tú también sabrás.

Hablando de saber, que sepas que el workplace que conoces hoy ya tiene sucesor, y lo llaman Cognitive Hub.

Tú empezando a entender eso del workplace y cómo afecta al negocio, y llego yo diciéndote que en los próximos 18 a 36 meses tendrá un sucesor.

Pues te guste o no, será así.

El verdadero problema

El problema de cualquier profesional no es que la información esté en la nube, o que sus procesos se transformen digitalmente, o las horas laborales empleadas en tareas secundarias. El problema de los trabajadores del conocimiento, o sea, a los que pagan por aportar valor con su conocimiento y habilidades, es el aumento exponencial de los datos disponibles y la información multiubicua.

Esto crea una sobrecarga de información que hace al profesional, en lugar de más valioso, más torpe y con mayor porcentaje de errores o ineficiencias. Reduce su capacidad humana para el procesamiento cognitivo de la información y hace que la capacidad de tomar decisiones de calidad sea menor.

Y todo esto, el workplace que conocemos hoy en día no lo soluciona. Está pensado para la Digitalización de Procesos, pero no para el Conocimiento.

El Futuro del workplace pasa por dotar de habilidades cognitivas al workplace. O, lo que es lo mismo, dotar de Inteligencia Artificial al workplace para que pueda hacer cosas como:

  • Extraer el conocimiento de todo lo hablado, escrito y compartido en reuniones de trabajo, y que el trabajador no pierda horas recabando información, sino que acceda a lo que le interesa, o lo realmente importante.
  • O búsqueda inteligente de información corporativa y/o externa que le permita tener la información que necesita para tomar decisiones, sin importar lugar de almacenamiento, formato u otros, porque el workplace, por sí mismo, encontrará las interrelaciones de los datos e informaciones y ofrecerá conclusiones y conocimiento, no datos.
  • Recibir soporte en toma de decisiones empresariales, con las capacidades de la IA y su entendimiento cognitivo de la información, ayudando a que el profesional sea más eficiente.
  • Reportes inteligentes que permitan ver el negocio desde ángulos y perspectivas que a la mente humana no se le han ocurrido.

Un enfoque disruptivo

Si bien hasta hace una década trabajábamos principalmente con un dispositivo en sus distintas versiones (PC, laptop, servidor…), ahora tenemos multitud de dispositivos que adquieren información y la introducen en nuestra organización. Esto hace que la saturación de información y la incapacidad del ser humano de convertir dicha información en conocimiento sea una realidad.

El enfoque disruptivo del que te hablo es el entender que debemos “ver” cada uno de dichos dispositivos, cada una de dichas aplicaciones, como fuentes de información que no trabajan de forma individual, sino de forma colaborativa. Esto ha hecho que se vea el workplace como un conjunto de partes que deben trabajar al unísono para un objetivo:

Aportar conocimiento al humano.

Y al igual que se hizo con el PC (un conjunto de hardware), dotándole de un Sistema Operativo que lo gestionaba y permitía que éste fuera usado de forma productiva e “inteligente”, se está trabajando en un Sistema Operativo de Inteligencia Artificial que sea capaz de gestionar en tiempo real todas las “partes” del workplace del trabajador y que le aporte conocimiento que éste pueda asimilar. Y con ese conocimiento, enriquecer sus acciones y decisiones profesionales.

Este enfoque de construir un Sistema Operativo de Inteligencia Artificial que gestione cualquier herramienta que use el ser humano está marcando tendencia en el Workplace del Futuro.

Personalmente, me decanto por definirlo como el desarrollo de una Inteligencia Artificial distribuida, al servicio del workplace, con la capacidad de ser una Inteligencia multiusos que se adapte a cada tarea, dispositivo y aplicación del workplace, extrayendo de cada uno lo que necesita. Y no como ahora, que las IA que existen son específicas para unas tareas concretas. Un gran avance en lo que IA se refiere.

La clave es aprender

Hablando de este nuevo Sistema Operativo de IA llamado Cognitive Hub, su función principal, aparte de gestionar todos los dispositivos y aplicaciones a su alcance, es la de aprender cómo las personas gestionan la información, qué buscan de esta información, cómo colaboran entre ellas para enriquecerla y, sobre todo, qué es lo que valoran de dicha información para convertirla en conocimiento propio que usarán para su toma de decisiones y acciones.

No hay como un ejemplo

El día que pregunté por este Futuro del Workplace a sus desarrolladores, a cambio me pidieron que les indicara, como Responsable de Marketing de una multinacional, cómo me gustaría que este Sistema Operativo de Inteligencia Artificial funcionara en mi labor.

No tardé en contestar:

“… que sea capaz de recoger todos los correos electrónicos, documentos, mensajes de WhatsApp y conversaciones telefónicas que mis colaboradores y/o yo hemos mantenido sobre un tema/proyecto/acción y que sea capaz de extraer lo más importante de todos ellos (estén en la nube u on premises) y me lo ofrezca de forma simple, sencilla y de acuerdo a como a mí me gusta.

De esa forma, no solo me será fácil entender la situación y sacar mis conclusiones, sino que las horas que tengo que emplear buscando y leyendo esta información las puedo usar extrayendo información y conocimiento por Internet y al final del día tendré el doble de información, o mejor dicho, Antonio Ramírez, Futturnautaconocimiento preciso sobre el tema en cuestión, pudiendo tomar una decisión más correcta y eficiente…”

… Vale, me puse muy pomposo, pero es que la ocasión lo requería. Tenía una panda de frikis a mi alrededor escuchando como estuvieran escuchando al mismísimo Dios… y me di el gustazo. ¿Tú no habrías hecho lo mismo? ;-)

Como ves, el Futuro del Workplace no pasa por tener mejores y más modernos dispositivos y aplicaciones que nos permitan hacer mejor el trabajo (que también los tendremos, cuenta con ello), sino que pasa por poder diseñar una Inteligencia Artificial capaz de aportar conocimiento al humano. O, lo que es lo mismo, convertirnos en Humanos Aumentados.

Otras entradas interesantes:

«
»

Enviar un comentario a
“Cognitive Hub: El futuro del workplace”