Inteligencia Artificial vs Inteligencia Aumentada

Inteligencia aumentada

Hola.

Te confieso que me encanta el cine. Pero creo que éste le ha hecho un flaco favor a la Inteligencia Artificial.

La razón quizás la imagines. Casi todas las “pelis” que hemos visto y que han desarrollado su argumento sobre la Inteligencia Artificial la han planteado como un enemigo del Hombre y de la Humanidad.

Hablamos solo de tecnología

Yo soy el primero que he defendido que la Inteligencia Artificial tiene grandes riesgos para nuestra especie. Pero la realidad es que la IA tiene los mismos riesgos para nuestra especie que el coche, el avión, la telefonía móvil, la biogenética u otras tecnologías.

Todo depende de cómo usemos ésta y cómo seamos capaces de integrarla en nuestros hábitos, comportamientos, ideas, intenciones y futuro.

No hará más de un mes que Putin (presidente de Rusia) dijo:

"Quien domine la IA, dominará el mundo."

Flaco favor hizo a la IA, ya que frases como ésta solo potencian más el miedo, resquemor y angustia ante su imparable avance.

El uso de la IA debe ser única y exclusivamente para potenciar al hombre hacia un futuro mejor y no para condenarlo, dominarlo, atemorizarlo o amargarlo.

Así que el uso de la IA ha de ser para conseguir que el hombre haga cosas que por sí solo no puede hacer, y conferirle una Inteligencia Aumentada.

La verdadera Tecnología que subyace tras esta Inteligencia Artificial es la computación cognitiva. Si te digo que este tipo de computación se basa en probabilidades y que nunca podemos estar seguros de hacia dónde y cómo desarrolla su labor y código, comparada con la computación tradicional de líneas de código, seguramente te quedas igual que estabas. Son palabras vacías para ti.

Pero si te digo que la computación cognitiva es capaz de coger una imagen e identificar lo que hay en ella, coger el lenguaje y entender su significado, leer un texto y entenderlo y traducirlo, para luego poder relacionar todo ello, seguramente te pasen dos cosas.

La primera es que te queda más claro lo que hace la computación cognitiva. Lo segundo es que empiezas a ver con nitidez por qué decimos que la Inteligencia Artificial debe usarse como una Inteligencia Aumentada para los humanos que les ayude a hacer lo que ellos no pueden hacer.

Un ejemplo

Año 2016, una recién licenciada sentada en su despacho recibe una llamada urgente desde la torre petrolífera marina número 23 de su compañía y le piden que les indique cuál es el rendimiento y duración de una válvula, ya que han observado algunas deficiencias en el sistema y sospechan de ella, pero no pueden demostrarlo. Y parar la producción para sustituir una pieza del sistema sin estar seguros de que esa es la causa real, son millones de dólares de pérdidas en producción de petróleo.

Hasta la fecha este tipo de cosas requiere varias semanas y el trabajo de un nutrido grupo de ingenieros, que realizan estudios, análisis e investigación de los datos de muchas otras torres marinas para determinar la información necesaria para esa válvula. Esta joven ingeniera utiliza la Inteligencia Artificial (computación cognitiva) vía IBM Watson para plantear el problema, y deja que éste localice toda la información necesaria. Tras más de una hora le muestra todo aquello que es relevante, dándole un diagnóstico. Después de examinar los datos presentados por Watson y verificar y confirmar su diagnóstico, una llamada soluciona el problema indicando que la válvula tiene aún mas de 2.000 horas de vida útil.

Esta joven pudo hacer uso de su inteligencia aumentada gracias a disponer de una “herramienta” que es más rápida que ella realizando un análisis. ¿Era ella capaz de hacerlo? Sí. ¿Habría sido eficiente su trabajo? No. Le habría faltado tiempo. En este caso la Inteligencia Artificial fue su Inteligencia Aumentada.

Si has podido leer entre líneas, habrás visto que en realidad lo que es la Inteligencia Artificial es un sistema al que le enseñamos cómo resolver problemas y, a partir de ahí, puede “aprender”. Y lo hace a velocidades a las que la mente humana aún no puede.

Por eso, en ámbitos como la medicina la Inteligencia Aumentada es recibida con los brazos abiertos. Porque primero se le dota de los datos y teorías médicas necesarias, luego se le enseña a buscar información dentro de las fichas de los pacientes, y a continuación es entrenada en la aplicación de las reglas y protocolos médicos, y algunas cosas más. Esto le infiere la capacidad de pensar de forma similar a un médico, por lo que cuando realice un análisis o diagnóstico no será algo basado en cálculos matemáticos o estadísticas, sino en una experiencia y conocimiento. Esto de nuevo permite acelerar la diagnosis, tratamientos, estudios y análisis médicos tanto para pacientes como para el ámbito de la investigación.

Democratizar la experiencia

Lo que a mí más me llama la atención es que el verdadero valor de la Inteligencia aumentada es que de alguna forma conseguiremos que todos podamos tener experiencia real y práctica en cualquier ámbito de la vida donde usemos Inteligencia Aumentada. Ya no será necesario invertir una vida entera para tener experiencia en un ámbito; la podremos tener de forma mucho más rápida siempre que en nuestra mente esté el conocimiento y cierto grado de sabiduría de un conocimiento específico.

Si se piensa bien, esto nos permitirá como seres humanos dos cosas. La primera, poder estar implicado personal o profesionalmente, con un alto grado de eficiencia, en más de un ámbito, conocimiento, arte, ciencia, profesión, hobby o lo que deseemos.

Y, por otro lado, nos dará un tiempo que podremos dedicar al desarrollo de nuestras habilidades sociales y empáticas que tanto nos está robando esta veloz y vitaminada sociedad actual.

¿Y por qué no se quedará con mi trabajo la Inteligencia Aumentada?

La pregunta es legítima, ¿verdad?

Pues echa un vistazo a lo que ha hecho el hombre en los últimos 10.000 años de la sociedad moderna. Y verás que no ha parado de crear tecnología que le permite evolucionar y avanzar. Un ejemplo son las herramientas de construcción (martillos, palas, hidráulica, poleas, palancas), las cuales nos han permitido amplificarnos a los seres humanos, ampliando nuestra fuerza, amplificando nuestro pensamiento, ampliando nuestro alcance. Otros ejemplos son la rueda, la pólvora, la imprenta, la electricidad, el ferrocarril, los cohetes, el coche, Internet, el avión…

¿No vivimos mejor gracias a estas tecnologías? Claro que sí. ¿Estas tecnologías han forzado a los humanos a cambiar, a “buscarse la vida” de otra forma? Es evidente.

Cuando llegó la excavadora, se acabó tener que usar el pico y la pala. Sin embargo, hoy conviven ambas tecnologías, porque son necesarias según el caso. Pero todos sabemos que no nos ganaremos la vida usando pico y pala.

Habrá mercados, empresas, industrias, empleos que se verán afectados por la Inteligencia Aumentada de que el hombre dispondrá. Pero también surgirán nuevas oportunidades, nuevos proyectos, nuevos mercados, nuevas profesiones.

Y por supuesto no hay que despreciar el valor psicológico, moral y de seguridad que la Inteligencia Aumentada le dará a una persona, al ver que sus decisiones tienen un respaldo o un número mayor de juicios y datos con los que poder tomar una decisión. No solo ayudan a hacer el trabajo más fácil; también ayudarán a tener profesionales menos estresados, menos dudosos, más productivos y con menos errores.

¿Estamos preparados para la Inteligencia Aumentada?

Sería de ilusos decir que sí. Es evidente que no lo estamos.

Hace más o menos 10 años, usábamos teléfonos móviles y vislumbrábamos el potencial impacto que éstos tendrían en la sociedad, tanto en la economía como en las costumbres, hábitos y comportamientos o estilos de vida. ¿Hicimos algo para adaptarnos a ello? ¿Nos educamos para poder asimilar este impacto de la forma más positiva posible para el ser humano? ¿Se educó, reguló, potenció, establecieron políticas que ayudaran a este cambio? La respuesta es no.

Pues siento decir que la historia se repite. O al menos eso parece. Y el motivo parece ser que no hemos aprendido. Hemos aceptado que el cambio que trajo el smartphone era así y nada más. Y, de alguna manera, estamos pensando igual ahora con la Inteligencia Aumentada y la Inteligencia Artificial.

Lo que pongo encima de la mesa es que no podemos considerarnos seres inteligentes, ni que evolucionamos, si creemos que evolucionar es usar Antonio Ramírez, Futturnautaúnicamente nuevas tecnologías que nos permitan ser mejores, más fuertes, grandes, sanos, ricos, inmortales… digamos, parecernos cada vez más a un DIOS.

Solo seremos seres inteligentes si sabemos usar esta Inteligencia Humana para incorporar las tecnologías que creemos de la forma más positiva posible en nuestra sociedad, en nuestra inteligencia. Si somos capaces de asimilarlas como parte de nosotros como humanos.

Por eso digo que la Inteligencia Aumentada es un gran beneficio para el hombre, pero siempre que sea nuestra inteligencia moral, ética, emocional y espiritual la que la guíe, como individuos particulares y como sociedad y especie.

Otras entradas interesantes:

«
»

Enviar un comentario a
“Inteligencia Artificial vs Inteligencia Aumentada”