Nuevas empresas, nuevas estructuras

Nuevas estructuras empresariales

Con los avances tecnológicos y sociales llegan a nuestras vidas otros cambios que difícilmente podemos ignorar. Uno de ellos es el de las estructuras empresariales. Aunque todavía sobreviven las antiguas organizaciones características del siglo XX, por ejemplo en muchas empresas familiares, es inevitable que los trabajadores actuales y del futuro requieran nuevas formas de relacionarse con sus empleadores y compañeros.

Organizaciones jerárquicas

La empresa del siglo pasado proviene de la Revolución Industrial. Es de tipo jerárquico, de arriba a abajo, en forma de árbol invertido. Es lo que podríamos llamar una estructura de escalera, puesto que los peldaños están bien definidos.

Organización jerárquica - estructura en escalera

No es la única herencia jerárquica de la Revolución Industrial que estamos abandonando hoy en día. La enseñanza en las escuelas y universidades también ha sido así durante décadas, promoviendo además la memorización y los procesos necesarios para formar a los futuros trabajadores de este tipo de empresas herederas de la era de la fabricación.

Ahora la nueva tecnología está abriendo el camino a otras estructuras empresariales; estructuras innovadoras que facilitan la colaboración y la productividad.

Organizaciones planas

Uno de estos tipos de estructura es la retícula corporativa, término acuñado por Cathy Benko. Benko, vicepresidente de Deloitte, describe esta retícula corporativa como una nueva estructura empresarial que ofrece trayectorias horizontales, verticales y diagonales, en contraposición al movimiento vertical ascendente de la tradicional escalera corporativa.

Organización plana - estructura de retícula

La estructura de la empresa se "aplana", facilitando el movimiento de los trabajadores en la compañía. Así tienen más oportunidades para integrar vida privada y vida laboral, y adquieren nuevos conocimientos y habilidades que estarían fuera de su alcance si ocuparan un puesto con movimiento únicamente vertical.

Cisco es un ejemplo de este tipo de estructuras empresariales, y por ello en su organización los ejecutivos realmente conocen los entresijos del negocio.

Organizaciones autogestionadas

Este tipo de estructura es realmente interesante, porque exige una gran responsabilidad personal por parte del trabajador y un alto grado de confianza en el resto de la organización.

Organización autogestionada - sin estructura predeterminada

En este tipo de empresas no existen los cargos como tales, y no hay nadie que le diga al trabajador qué es lo que tiene que hacer. Éste ve cuáles son los proyectos que están abiertos y elige uno en el que integrarse. También puede abrir su propio proyecto, en cuyo caso ha de encontrar financiación y crear un equipo de trabajo.

El desarrollador de videojuegos Valve Corporation es una de estas empresas.

Holocracias

Por último, las holocracias son otro interesante modelo de estructura empresarial. No existe una jerarquía de cargos, pero sí unas funciones claramente definidas. La jerarquía se aplica a los círculos en los que se organiza al personal. Así la autoridad y la toma de decisiones se distribuyen de forma horizontal, y la productividad no sufre a causa de la microgestión de los directivos.

Esta organización la han adoptado bastantes entidades sin ánimo de lucro y muchas empresas, entre las que destaca Zappos. Su presidente ejecutivo Tony Hsieh afirma que la holocracia hace a los individuos más responsables de sus propios pensamientos y acciones.

Mente abierta

El porvenir sin duda nos depara cambios interesantes. Muchas empresas ya están cuestionando las estructuras tradicionales y están adoptando nuevos modelos de organización.

Hemos de permanecer abiertos al cambio y desarrollar una mentalidad adaptable. Como dijo Peter Drucker, lo único que sabemos del futuro es que será diferente.

 

Este artículo está inspirado por y basado en “Re-imagining the company structure”.

Otras entradas interesantes:

«
»

Enviar un comentario a
“Nuevas empresas, nuevas estructuras”