4D Printing y BioPrinting: ¿Cómo cambiarán nuestro mundo?

BioPrinting

Vamos, que casi no nos ha dado tiempo a asimilar la impresión 3D y cómo está impactando en nuestra sociedad y economía, y ya tenemos aquí dos nuevas tecnologías de impresión. Lo importante de ambas tecnologías no es cómo funcionan, sino cómo influirán en el cambio del mundo tal y como lo conocemos hoy en día.

A mí nadie me quita la idea de que el término 3D Printing, si bien es muy gráfico y fácil de entender como concepto, es totalmente inapropiado, ya que no hablamos de imprimir, sino de fabricar. Y eso lo cambia todo. Por eso, yo me quedaría con 3D Manufacturing... pero no soy yo el que le pone nombre a las cosas.

Seguro que habrás oído hablar del 4D Printing, y que ya sabes que la Cuarta D se refiere al tipo de material que utilizamos. Esa es la clave para que una impresora 3D se convierta en una impresora 4D

Este material debe ser programable y tener la capacidad de cambiar de forma e incluso de comportamiento según las condiciones que le rodeen en cada momento.

Dicho así, puede sonar muy abstracto, pero si te digo que podremos construir piezas de objetos o directamente objetos que se muevan y reaccionen al entorno, sin necesidad de que tengan un motor, un cable o incluso un servofreno, y mucho menos energía, para moverse o realizar una acción, quizás empieces a entenderlo mejor.

Esto significa que en un futuro cercano se acabaron las cañerías de PVC en nuestras casas, y las obras cada vez que se estropean o rompen. Tendremos unas cañerías hechas de un material capaz de dilatarse y crecer en caso de que detecten una presión superior a la programada, de forma que una subida de caudal en la tubería no provocará la rotura de ésta. Pero, si hubiera una rotura, el material podría detectar un alto grado de humedad en la pared externa de la tubería (lo que significa que se sale el agua) y sería capaz de desviar componentes de sí mismo a la brecha para cerrarla.

¿A que parece magia? Pues no lo es.

¿A que si te dijera que los muebles de IKEA nunca más tendrás que montarlos (y pegarte con el plano y la absurda herramienta de montaje que traen) te parecería absurdo? Sin embargo así es; mejor dicho, así será. Solo tendrás que echar un poco de agua sobre el material que has comprado y éste, como por arte de magia, se moverá, expandirá y retorcerá hasta convertirse en la estantería o la silla que compraste.

Construir un edificio ya no será lo mismo, porque el material de construcción se modelará por sí solo en la construcción del edificio, permitiendo diseños hasta ahora imposibles de hacer. Cuando llueva, ese material se dilatará lo suficiente para impedir que la humedad penetre, o si detecta un movimiento sísmico superior al que se le programe, será capaz de moverse al ritmo del seísmo evitando el colapso del edificio.

Podría seguir...

Disponer de objetos que sean programables y reaccionen a las condiciones exteriores que se le indiquen cambiará el mundo de la construcción, pero también el de la fabricación, entre otros.

Así que no pierdas de vista al 4D Printing, porque este hará que tu vida sea mejor, pero también que las industrias cambien. Si trabajas en alguna de las muchas industrias que se verán afectadas, mejor que te coja prevenido.

Pero no quería hablarte solo de 4D Printing; también del BioPrinting.

A estas alturas, te imaginarás que la impresión biológica también está relacionada con la impresión 3D, pero el material a utilizar son células. Células humanas, compatibles contigo o creadas directamente con tu cadena de ADN para evitar rechazo de tejidos y/u órganos que pueden imprimirse/fabricarse.

BioPrinting se basa en disponer de cartuchos de células que se puedan imprimir una a una sobre un gel siguiendo el patrón preestablecido del tejido u órgano a imprimir/fabricar, y una vez impreso, dejar que estas células se “fusionen” en ese gel hasta que formen el “producto final”.

Como comprenderás, esta tecnología cambiará la industria sanitaria, y también el concepto de vida del ser humano. Cuando llegue el momento de poder fabricar órganos humanos compatibles, podremos alargar nuestra existencia mucho más tiempo del que nos es dado por la biología natural.

De momento el primer paso es poder construir esos órganos y, vía cirugía, incorporarlos a nuestros cuerpos; pero después de esto se intentará hacer BioPrinting directamente sobre el cuerpo, lo cual hará que mercados como el de la cosmética se reinventen. Porque, conociendo al ser humano, estará deseando parecer siempre joven, lo cual implica que podrá escanearse la cara a los 18 años y volvérsela a “imprimir” cada pocos años, conservando así su apariencia joven y lozana. Y el que dice la cara, dice otras partes del cuerpo.

Al igual que yo, podrás entender las implicaciones que esto puede tener; implicaciones que van desde las éticas hasta las sociales o económicas. No existirá la enfermedad tal como la conocemos ahora, y la vida no será infinita pero sí mucho más larga, por lo que tendremos que seguir produciendo para la sociedad y nosotros mismos mucho después de los 67 años. ¡Lo mismo desaparecerán del diccionario palabras como jubilación o pensión!

Más allá de lo apasionante que pueden ser estas nuevas tecnologías totalmente disruptivas, lo fascinante será ver cómo el ser humano y su sociedad afrontarán los nuevos retos que éstas traerán al mundo que conocemos y cómo lo harán evolucionar.

Otras entradas interesantes:

«
»

Enviar un comentario a
“4D Printing y BioPrinting: ¿Cómo cambiarán nuestro mundo?”