Inteligencia Artificial: El fin del Homo sapiens

Inteligencia cibernética

Pensar que el ser humano no se verá afectado por la Inteligencia Artificial es tan irreal como pensar que el clima terrestre no ha condicionado la evolución de la especie humana.

Estamos iniciando el fin de los días del Homo sapiens y asistiendo al nacimiento del Homo hybridus. Un ser que dispone de una Inteligencia Híbrida, compuesta por Inteligencia Biológica e Inteligencia Artificial.

Este nuevo familiar de la especie humana tendrá algunas características muy diferentes a las de su antecesor y eso se reflejará en el comportamiento de la sociedad humana y del propio individuo: será capaz de comunicar de forma mucho más rápida y eficiente que su antecesor.

El Homo hybridus se podrá comunicar a la misma velocidad que genera sus pensamientos e ideas. Esto permitirá no solo que la transmisión de conocimiento sea instantánea, sino que sea mucho más efectiva y precisa y con menos posibilidades de interpretación diferente a la realidad.

El cerebro humano ha estado durante milenios intentando mejorar y ampliarse para ser más eficiente. Y para conseguirlo se ha valido de herramientas como las capacidades cognitivas de nuestros sentidos, la escritura o el lenguaje, entre otros.

Pero cuando tengamos nuestro cerebro conectado a la Inteligencia Artificial (IA) y rodeado de IoT, la desaparición del lenguaje o la escritura serán un hecho, ya que no serán necesarios por disponer de un medio mucho más eficiente de comunicación e integrado en nuestro cuerpo biológico.

La palabra hablada y escrita dará paso a una especie de comunicación inalámbrica (casi telepática) basada en 0 y 1, capaz de comunicar más rápidamente, mas conceptualmente y sobre todo con menos errores de interpretación. Y todo porque se dispondrá de una interfaz capaz de convertir pensamientos (ojo, digo pensamientos, no palabras) en cadenas de bits que se comunicarán inalámbricamente (vía Internet) a la mente de otro ser humano o a una especie de Inteligencia Artificial colmena y universal.

Y si el lenguaje hablado y escrito pierde peso como elemento diferenciador de la especie humana, ¿qué pasará con las canciones, o los libros, o las películas?¿Cómo seremos capaces de transmitir nuestros sentimientos? Está claro que este ser comunicará más y mejor, pero también tendrá que buscar nuevas formas de dar valor humano a la comunicación entre individuos. Sus valores como ser humano serán diferentes, así como su forma de entender el mundo.

Lo que el ser humano busca de la unión entre la IA y la Inteligencia Biológica es que llegue un día en que cualquiera pueda ser Einstein y que los desafíos intelectuales sean un mero pasatiempo al más puro estilo Sudoku, para cualquier persona de la especie humana.

Cuando todos tengamos una inteligencia privilegiada o quizás una inteligencia colmena, nuestra sociedad ya no podrá basarse en el conocimiento, ni en la acumulación de datos como mecanismo de generación de productividad o como elemento que valore si un ser humano es inteligente o no, o si aporta o no a la productividad de la especie y a su futuro.

O, dicho de otra forma, que seas un/a gurú en física cuántica no significa que seas un individuo inteligente, altamente preparado y con capacidad de aportar mucho a la humanidad, porque será la IA y sus ciclos de computación los que te permitan conseguirlo.

Tendremos que encontrar otros valores, otros motivadores, otros factores que nos lleven a seguir evolucionando como especie y para valorarnos a nosotros mismos.

Será la primera especie con superpoderes

El día que se consiga la verdadera integración entre ambas inteligencias, la biológica y la artificial, veremos cosas que ahora parecen imposibles.

Controlar objetos con la mente, “ver” el cerebro de otra persona, o inventar algo que cambie el mundo de la noche a la mañana, navegar dentro del cuerpo de un ser humano, volar por nosotros mismos...

La unión de lo biológico y lo tecnológico permitirá que tengamos otras capacidades mentales y conocimientos que en estos momentos no podemos ni imaginar, al igual que nuestros antecesores Homo habilis u Homo erectus no tuvieron la menor idea de la capacidad del hombre de dominar la Tierra, construir ciudades o volar en el espacio, o mantener una conversación a miles de kilómetros, por decir algunas.

Y si esas nuevas capacidades mentales no nos permiten hacer algo, lo haremos usando la tecnología.

Nunca olvides que hace poco más de un siglo volar parecía imposible, comunicarse de forma inalámbrica también. Sin embargo a nadie le extraña ya que dentro de poco el ser humano pueda volar por sí solo. Y si no, dime: si te dijera que dentro de 10 años alguien construirá un traje con nanodrones que podremos mover a voluntad con el movimiento de nuestros ojos gracias a unas lentillas con realidad virtual, ¿te parecería una fantasía o te parecería muy plausible?

Será un ser mucho más ético y psicológico, aunque nos parecerá algo “loco”

El cerebro humano es un órgano muy bien ajustado, por lo que conectarlo a algo externo puede acarrearle problemas de “calibrado” y por consiguiente puede empezar a generar problemas de funcionamiento.

Estos problemas serán calificados como “locura”, pero también habrá muchos más problemas relacionados con la psique del ser humano. Me refiero a las capacidades de empatía, relación social y otros.

Cuando digo locura del Homo hybridus me refiero a dos tipos de locuras. Una es la real provocada por el “desajuste” del cerebro por una mala conexión de sus inteligencias biológica y artificial. Pero también me refiero a una locura aparente, provocada por la capacidad de unos individuos frente a otros de evolucionar más rápidamente con IA, y hacer o decir cosas que los demás interpreten como “locura” al no entenderlo todavía.

Si las habilidades sociales y empáticas, hoy en día, ya son difíciles con nuestro actual cerebro, ¿qué puede ocurrir cuando se junten las dos inteligencias, especialmente en aquellos individuos propensos a verse superiores o diferentes por su inteligencia, dinero, status, etc.?

Es claro que los aspectos sociológicos y psicológicos deben evolucionar para que no acabemos teniendo una humanidad llena de hedonistas egocéntricos o de locos de atar.

Esperemos tener la inteligencia suficiente para primero desarrollar la IA y aprender de ella y ver cómo afecta a la raza humana, y posteriormente construir la interfaz de Inteligencias (biológica-tecnológica). Solo por si te interesa, a esta Inteligencia mixta los gurús del tema la llaman Inteligencia Aumentada, que curiosamente también tiene como siglas IA.

Forzosamente el Homo hybridus, si quiere sobrevivir, deberá ser un ser ético

Se enfrentará a una discusión ética y filosófica, y en consecuencia religiosa, al juntar ambas inteligencias, porque los valores ético-filosóficos y/o religiosos actuales no le servirán de mucho, al expandir su inteligencia y comprender nuevas realidades de su mundo, de su universo y de su ser.

La interpretación actual del ser humano y de lo que es y lo que significa le parecerá una broma y se verá abocado a buscar nuevas respuestas, nuevas visiones, nuevos caminos a seguir.

Déjame que te lo diga de una forma simple. Hace miles de años adorábamos al Sol y considerábamos correcto abandonar a los viejos de la tribu para poder buscar nuevos pastos donde recolectar y cazar para la tribu. Hoy esto nos da risa, por decirlo de alguna forma. ¿No crees que le pasará lo mismo a un ser con una inteligencia inmensamente superior y además híbrida? ¿No crees que buscará nuevas respuestas, e incluso se hará nuevas preguntas, que nuestra mente de Homo sapiens no es capaz de plantearse?

Como ves, el ser en el que parece que nos convertiremos cuando la IA domine nuestro mundo será distinto a nosotros, pero siempre y cuando seamos capaces de utilizar la IA como algo más de nuestro propio ser y como parte de lo que nos define como especie y no dejemos que esta IA nos domine.

Porque podría ocurrir que la IA pensara por sí sola (razonara) y llegara a la conclusión de que está mejor sola que acompañada y dominada por la Inteligencia Biológica. Si eso ocurre, quizás el Homo hybridus sea el último de la especie humana, o dé paso al Homo artificialis.

Otras entradas interesantes:

«
»

Enviar un comentario a
“Inteligencia Artificial: El fin del Homo sapiens”