Realidad Aumentada: Tecnología para la gestión documental y procesos de negocio digitales

Gafas de realidad aumentada

En una charla reciente tuve que debatir con varios ponentes sobre el futuro de la gestión del documento, de la información y de los procesos de negocio. Mientras que todos defendían la automatización de los procesos de negocio como el futuro, yo defendía la Realidad Aumentada.

Me explico, porque lo mismo te estás pensando que me he dado un golpe en la cabeza.

Si hablamos de futuro, no podemos decir que la automatización de procesos de negocio es el futuro de la gestión documental (entendiendo ésta como la suma de workflows, BPM, BPO, gestores documentales, OCR, ECM y otras tecnologías), ya que es el presente. Cualquier profesional o empresa que se dedique a este ámbito sabe que todos sus clientes, sobre todo los que están inmersos en transformación digital, les piden justo esto: automatizar procesos de negocio.

Por eso sostengo que el futuro de la gestión documental y de los procesos de negocio pasará por la realidad aumentada.

En este momento, estamos enfocándonos en que los procesos sean automáticos, rápidos, eficientes y con el menor coste posible. Cuando esta etapa esté superada, entonces nos empezaremos a centrar, como CIO o CTO o CDO de nuestra empresa, en cómo el proceso es más amigable, más interactivo, más digital para el usuario haciendo que éste invierta menos tiempo aún en la parte que le toque de dicho proceso automatizado.

Te pongo un ejemplo:

Si ahora un comercial, al preparar una oferta a un cliente, quiere ver la línea de crédito de éste, o quizás el margen en las dos últimas ofertas de dicho cliente o su rappel, no le queda más remedio que dejar de preparar la oferta e irse a su CRM o ERP o gestor documental o simples carpetas ordenadas para buscar y consultar la información, tras lo cual debe volver a su oferta. Esto implica que el proceso no es continuo, que el dinamismo del comercial debe pararse para buscar información; incluso su creatividad en la oferta puede perderse, porque debe hacer labores de consulta. ¿Y si en lugar de hacer esto, cuando el comercial está creando la oferta dispone de algún tipo de herramienta de realidad aumentada (gafas, lentillas, weareable…) que sea interactiva y pueda enseñarle los datos que necesita en tiempo real y con solo posar su vista sobre el nombre del cliente?

Es evidente que detrás de esta tecnología de realidad aumentada deben existir interfaces que hagan búsqueda de información en los repositorios de que dispone la empresa.

No pienses solo en un comercial; piensa en una persona en un taller de coches o de aviones que cada vez que necesite un dato o una especificación o una aclaración de cómo hacer algo lo pueda tener en su visor, mientras sigue con las manos llenas de grasa y apretando los tornillos del motor. Es más, incluso pude pedir a golpe de vista la pieza que necesita, sin dejar de trabajar.

Pero no olvides que la realidad aumentada no solo rescatará información de repositorios; también podrá guardarlos. O, dicho de otra forma, podrá registrar todo lo que el técnico o comercial está haciendo y quedará un histórico de acciones, datos y variables que podrán usarse en casos futuros. No hablo de un sistema de aprendizaje inteligente, sino de un sistema de almacenamiento de datos, documentos, vídeos, variables, interconectados y relacionados con terceros, que podrán recuperarse para futuras consultas.

En no demasiado tiempo, los que ahora se preocupan por diseñar procesos eficientes y rápidos y lo más digitales posible se preocuparán por ver cómo registrar toda la información y almacenarla en tiempo real de forma interrelacionada, pero sobre todo en cómo diseñar los procesos para que éstos no sean barreras para que los humanos hagan las tareas digitales de la forma más eficiente posible.

Desde mi punto de vista éste, y no otro, es el verdadero momento en que los procesos serán 100% digitales. Ya que no solo se manejará información en formato digital y con dispositivos móviles o weareables, sino que el propio proceso en sí será diseñado o rediseñado para que interactúe con el humano de forma digital y eficiente.

Seas un posible usuario de esta tecnología o un profesional de este mercado, te reto a que pienses cómo podrás crear procesos digitales que interactúen con los humanos. Ese es el secreto de los próximos procesos de negocio de las empresas y el momento en que éstas dejen de ser empresas que se transforman digitalmente para ser reales y auténticas empresas con empleados digitales.

Otras entradas interesantes:

«
»

Enviar un comentario a
“Realidad Aumentada: Tecnología para la gestión documental y procesos de negocio digitales”