Transformación digital de etiqueta

Escaneando etiquetas en el supermercado

Me apuesto una cerveza contigo a que no tenías ni idea de que en la Transformación Digital de nuestros negocios y hábitos de compra y venta la etiqueta tiene mucho que decir.

Si te preguntas de qué etiqueta hablo, déjame que te diga que hablo de la que ves en la botella de vino, la que viene en la merluza congelada, la de la caja que la empresa de mensajería te acaba de entregar, la que identifica la carísima colonia que regalarás a tu pareja. Hablo de esta etiqueta. ¡Ya sé, ya sé! Estás pensando en que esto de digital y de transformación no tiene nada; sin embargo te equivocas, y mucho.

¿Por qué?

Para empezar, estamos hablando de un mercado de más de 35.700 millones de dólares en 2015, con una estimación de crecimiento del 6% anual hasta 2019. No es para despreciar, ¿verdad?

Pero lo interesante no es eso; lo interesante es que ya se imprimen más de 960.000 millones de etiquetas en el mundo cada año, con previsiones de llegar a 1.500.000 millones etiquetas al año en el 2019. Y cada una de estas etiquetas es una puerta a la transformación digital de los comportamientos de compra o de venta.

¿Cómo?

La etiqueta es la mejor puerta de entrada a la realidad aumentada, ya que permite enseñar más información al comprador. Información que no está en la etiqueta, que se puede actualizar en tiempo real y que ayuda a fidelizar, interactuar o decidir la compra, ya que puede acompañarse de vídeos, música, chat, videoconferencias, mensajes, descuentos y lo que la imaginación te permita.

Pero la etiqueta también ha cambiado el hábito de compra del comprador, porque con cualquier app de las muchas que hay, se puede dedicar a realizar showrooming por tiendas y escanear las etiquetas, y con un solo clic, uno solo, puede comprar el producto que tiene en la mano, al precio más barato posible, en cualquier parte del mundo, y recibirlo en su casa en menos de 24 horas. Mucho tienen que espabilar las tiendas para no perder la venta. Si no me crees, investiga lo que esta haciendo Amazon en USA.

Otra vez pregunto, ¿por qué?

Etiqueta con realidad virtual integradaLa legislación y trazabilidad del producto son cada vez más importantes, tanto para los consumidores como para los gobiernos y los propios fabricantes. Una etiqueta no se puede cambiar una vez impresa. Pero si le unes la tecnología digital de un código QR, un chip, un escaneo inteligente, o incluso un sensor, la etiqueta te puede ofrecer en tu wearable o dispositivo móvil, en tiempo real, la información más actualizada posible sobre la legalidad del producto, su trazabilidad, la conservación del ciclo de custodia del artículo, incluso toda la geolocalización de cómo el producto salió de fábrica y terminó en el lineal del que lo acabas de coger. Seguridad total, tanto legal como del estado del producto. El fabricante que no sea capaz de ofrecer esto simplemente tendrá que cerrar las puertas.

Pero míralo desde el otro punto de vista, desde el punto de vista del fabricante. Los fake, falsificaciones y fraudes están a la orden del día, y protegerse de ello es importante. Hasta tú mismo, como comprador, si quieres pagar por un producto original quieres estar seguro de que lo es y que vale el dinero que pagarás. Y eso, ¿cómo se hace? Pues con la etiqueta.

Etiquetas que pueden tener todo tipo de códigos, formas, holografías o chip de seguridad posibles pero que son las únicas que pueden ser detectadas por la app del fabricante. Si la etiqueta no está en el cloud del fabricante, entonces es que no es original. Simple, fácil y seguro.

Como fabricante debes garantizarte que la transformación digital del negocio o de tu comprador no acabe con tu negocio, y como consumidor debes empujar al fabricante para que use tecnología digital para garantizarte la originalidad del producto.

Y, para terminar, solo apuntar una cosa más para los [email protected] del Marketing. Una etiqueta, con sensores o chips (dicho de otra forma, con IoT), permite potenciar el branding del fabricante en tiempo real y la experiencia de usuario del comprador. Con solo tocar o comprar el producto y tu bluetooth funcionando bajo las directrices de la app adecuada, permitirá enviar mensajes en redes sociales por tu parte y/o la del fabricante, con lo que se podrá maximizar tu interés en comprar el producto o simplemente indicar que eres el/la orgulloso/a propietario/a de lo que hayas comprado. Todo un mundo de oportunidades para el marketing y una mejora importante de la experiencia de usuario del comprador en el proceso de compra, sin hablar del branding de empresa y el branding del comprador en las redes sociales.

Y si esta misma tecnología IoT de las etiquetas se alía con el Big Data, gracias a las etiquetas, al ser escaneadas para la compra, el fabricante sabrá al instante qué producto se compró, las unidades, el precio, la tienda, la región y todo lo que quiera saber. Un nuevo e increíble peldaño hacia la fabricación bajo demanda y el Business Intelligence. De esto ya hay bastantes cosas funcionando por ahí.

Así que como ves, la etiqueta es mucho más importante en la Transformación Digital de los negocios y los hábitos de compra y venta de lo que creías.

Si eres consumidor, exige a tus proveedores que te den estas y muchas más experiencias de compra gratificantes y novedosas. Si eres fabricante, ponte al día, porque si no otro te moverá de la silla. Pero si eres emprendedor, lo mismo te interesa meterte en este negocio de la etiqueta, empezando por el diseño, la tecnología, el marketing, el IoT, cloud, Big Data y terminando por la impresión. Yo ya te digo que hay negocio.

Otras entradas interesantes:

«
»

Enviar un comentario a
“Transformación digital de etiqueta”