Mi espacio de trabajo digital

Espacio de trabajo digital

Sobre espacios o puestos de trabajo digitales has oído hablar mucho (y lo que te queda).... pero poco te han contado de cómo es un puesto de trabajo digital en el día a día. ¿Te gustaría saber un poco más de lo que se te viene encima?

No cabe duda de que un puesto de trabajo digital está pensado para maximizar la productividad del empleado, por lo que las tareas no propias de su puesto deberán automatizarse lo máximo posible o subcontratarse.

Así que si eres afortunado de tener un puesto de trabajo digital olvídate de las tediosas notas de gastos. Saca una foto al recibo del taxi o del restaurante desde el smartphone, o paga con la VISA electrónica desde el móvil y recibirás la factura electrónica en éste. Tu dispositivo móvil pondrá en marcha el proceso de autorización de notas de gastos con solo apretar un botón y tú a esperar el ingreso en la cuenta corriente, mientras sigues en tus tareas más productivas.

Si te preguntas por qué no lo han inventado ya, lo siento pero te equivocas. Pregúntale a tu CIO o CFO por qué no quiere que seas más productivo. Porque ya existen soluciones como esa.

En tu puesto de trabajo digital el trabajo en equipo es igual de necesario que ahora, pero con más eficiencia si cabe.

Por eso las herramientas de correo electrónico están dando paso a herramientas de comunicación de contenido, mucho más orientadas a la gestión de la información y no al simple envío de esta. Me refiero a herramientas como SLACK o herramientas para la gestión de reserva de salas de reunión como ROBIN, que permite gestionar cualquier sala de reuniones desde un dispositivo móvil integrando calendarios, reservas, invitaciones y otros, con un único botón del smartphone.

Pero en tu puesto de trabajo digital no solo te pedirán mas eficiencia, como decíamos antes; también te pedirán maximizar la calidad y rendimiento de las tareas por las que te pagan, y eso solo lo conseguirás colaborando más con tus homólogos y compañeros. Por eso herramientas de colaboración y cocreación para equipos de trabajo o reuniones como las que ves en los vídeos sobre pantallas colaborativas serán habituales en tu empresa. No solo porque relacionan a los trabajadores, sino porque permiten colaboración en tiempo real integrando todo tipo de tecnologías, tanto móviles como cloud y, desde luego, la propia intervención humana.

Podríamos seguir, pero creo que estos ejemplos te dejan claro qué tipo de herramientas y ventajas tendrás en tu nuevo puesto de trabajo digital, el día que lo tengas. 

Pero quizás te pase como a mí, y te plantees preguntas a las que aún no has encontrado respuesta sobre el puesto de trabajo digital. Preguntas como:

¿Y el trabajador?

No debemos cometer el error de pensar que por ponerle al trabajador una “pantalla mágica” para el trabajo colaborativo éste sabrá usarla de forma eficiente.

Y no me refiero a que hay que formarlo en el uso de la misma. Me refiero a hacerle entender la evolución de pensamientos y hábitos profesionales que esta herramienta y todas las que se le ofrezcan deben causar en él. ¿Las empresas piensan en esto? ¿Saben cómo enfrentarse a ello? ¿Entienden que dejarlo sólo en manos del trabajador puede ser igual a que nos den un fórmula uno sin que nos hayan preparado profesional y mentalmente para ser un campeón mundial de fórmula uno?

Y los procesos, ¿qué?

Esto lo entiendes tan bien como yo, porque seguro que has vivido o sigues viviendo cosas como tener la mejor infraestructura de IT del mundo y poder compartir información, pero que al final de cada reunión se reenvíe el acta por email a todos los asistentes.

O preparar el informe mensual de P&L en un maravillo PPT y su correspondiente XLS, utilizar una pantalla más grande que tú en la sala de reuniones y tener que imprimir el informe para cada asistente.

O gestionar toda la operación comercial desde tus herramientas de CRM y ERP, pero pasar a la firma del Director el contrato y hacerlo físicamente y solo los viernes, que es cuando atiende.

La revisión de procesos es básica cada vez que nuevas tecnologías aparecen en una empresa. Porque no hacerlo solo nos permitirá tener el mejor coche de carreras, pero no ganar la carrera.

Como ves, los puestos de trabajo digitales son algo más que una oficina mona y muy luminosa, con muebles y sillas de diseño y dispositivos móviles a mansalva. Es mucho más que una oficina sin papeles. Es una forma diferente de ser profesional, y un reto para los procesos de las empresas.

Espero haberte proporcionado ideas para poder mejorar las cosas en tu empresa y que tú puedas implementarlas. Pero en caso de que no sea así, o no te dejen, al menos habrás aprendido algo más sobre el mundo que te rodea.

Que tengas un buen y próspero día.

Todo esto y más podrás encontrarlo en el Digital Enterprise Show. ¡Nos vemos allí!

Otras entradas interesantes:

«
»

Enviar un comentario a
“Mi espacio de trabajo digital”