RaaS – Robot as a Service

Transformación digital

¿De qué hablamos? ¿De un robot sirviéndote un café, o de un hardware/software que automatiza tareas? Si has elegido la primera opción, te recomiendo que te marches a tomar un café y te despejes, pero si ha sido la segunda, lo mismo te interesa lo que más abajo contamos. Y te puede interesar no solo porque puedas ver oportunidades de negocio o tecnología, sino porque de ello pueden depender muchos puestos de trabajo en los próximos 3 años.

Según donde te informes, 5, 7 o hasta 18 millones de empleos se perderán por la robotización de los trabajos antes del 2020. Después de esa fecha, las cifras se disparan.

Pero no quiero hablarte de eso, ya que lo he mencionado en artículos anteriores. Quiero contarte como será este RaaS, también llamado RPA (la verdad es que hay diferencias, pero la gente no los distingue), que cambiará la productividad y el rendimiento, e incluso la forma de trabajar y el propio concepto de trabajador.

Para empezar, aparece un concepto llamado “virtual workforce”. Dicho de una forma que todos lo podamos entender, posiblemente en el 2020 las grandes multinacionales tendrán dos tipos de trabajadores: los físicos, es decir, de carne y hueso, y los virtuales o sea, de 0 y 1. A los primeros (nosotros) hay que motivarlos, pagarlos, cuidarlos, potenciarlos, formarlos, contratarlos y despedirlos. Los segundos (virtual workforce) estarán gestionados desde un panel de mandos por un humano que les dirá qué trabajo toca hacer hoy, y lo harán las 24 horas del día, los 7 días a la semana; lo harán sin errores y además perfecto.

¿Y qué aspecto tendrá este trabajador virtual? Pues no creas que se parecerá a R2D2, ni a Terminator, ni siquiera a Atlas, sino que será un PC/servidor, con aplicaciones capaces de reproducir la actividad humana delante de dicho PC. Hará exactamente lo mismo que hace un ser humano delante del ordenador para hacer su trabajo; dicho de otra forma, aprenderá de lo que hace el humano para hacerlo igual. Pero con una ventaja, y es que cada dato que se introduce, él lo recordará y luego podrá volcarlo en otra parte del proceso que hace el mismo humano en el mismo PC u otro humano en otro ordenador.

Para muestra, un botón:

Si contratamos una línea telefónica a una operadora, el comercial introducirá tus datos en su aplicación. Pero como tú has contratado la línea y además quieres un móvil, esta información pasa a un administrativo de logística que recupera parte de los datos y comprueba en su aplicación si el móvil que has pedido está en stock, busca la tienda más cercana a tu casa para enviarlo y además te avisa por SMS o email cuando esté. Sin embargo esto no ha terminado, ya que Administración tiene que rellenar el contrato, verificar tu cuenta bancaria y morosidad y enviarte el contrato para que lo tengas. Además, como las personas que lo han hecho son de una empresa subcontratada por la operadora, no les queda más remedio que entrar en la plataforma web de la operadora y volver a introducir parte de la información en su sistema.

Hablamos de 3 personas a una media de 10 minutos por persona rellenando formularios en sus aplicaciones, y además se realiza el proceso dos veces: la primera en el sistema de la subcontrata y la segunda en el sistema de la operadora.

Por lo tanto, el alta de un cliente y su tramitación implica 3 personas y 60 minutos laborales, con un porcentaje de error debido al factor humano.

Este mismo trabajo con un RaaS o RPA lleva 11 minutos. Los 10 primeros son del comercial que está rellenando los datos mientras te los pregunta y tú se los dices, y luego 1 minuto durante el que el PC con su software rellena el resto de las aplicaciones, tanto de la subcontrata como de la operadora. Además esto tiene la ventaja de que ese minuto que necesita el RaaS puede ejecutarlo inmediatamente después de que el comercial termine su parte, o quedar en estado de espera para ser ejecutado por la noche con otros minutos de otras altas, y dejar que el PC ejecute otras tareas más urgentes. 

Si este ejemplo te lo deja claro, ahora ponte a pensar qué se puede hacer en tareas administrativas de mercados como Gobierno, Seguros, Banca, Centros de Atención al Cliente, Telecomunicaciones, Vivienda, Retail... En mi opinión, no hay mercado que no se vea beneficiado.

Quizás lo sepas o no, pero esto de lo que te hablo ya existe.

Sí, sí; aún no está presente en muchas empresas, ni permite la automatización 100% de todas la tareas administrativas de una compañía. Eso es todavía ciencia ficción. Pero las grandes multinacionales están implantando esta tecnología, por un coste al mes por robot, para los grandes procesos que conllevan muchas horas laborales y un alto coste humano.

Te lo digo con conocimiento de causa, ya que es parte de lo tenemos entre manos en mi compañía.

Así que el escenario de una o varias personas monitorizando el RaaS de una empresa, viendo como los PC o servidores físicos o virtuales están funcionando y revisando el rendimiento de los mismos, al más puro estilo de sala de control de la NASA, es una realidad. Igual que se controla una instalación eléctrica o nuclear o una red de trenes, dando órdenes desde una sala de control a las máquinas para que abran y cierren válvulas o pongan en marcha motores o los paren, nuestras empresas tendrán grupos reducidos de humanos que vigilarán el rendimiento de los RaaS y activarán unos PC/servidores u otros con más o menos carga de trabajo según las necesidades del momento. Y en caso de incidencia, bien porque un PC/servidor tuviera un problema de hardware, o porque hay un proceso que se ve paralizado por un error de datos, estos humanos desviarán el trabajo a un nuevo PC o corregirán el error de datos, tecleándolo a mano para luego dejar que siga el proceso automático, allí donde se quedó.

Así serán las áreas de administración de las empresas. Frías y automatizadas, pero eficientes, productivas y más rentables.

De momento el ratio, en el peor de los casos, es de 1 a 3 y en el más optimista de 1 a 11. Cada RaaS/RPA puede realizar procesos sustituyendo de 3 a 11 empleados. Eso con la tecnología de hoy en día; ¿qué no será cuando evolucione? Así que, si hablamos de retorno de la inversión, te lo puedes imaginar. Un RaaS /RPA al año no llega (ni de lejos) al sueldo medio anual de un trabajador, mucho menos al de 3 , y no te digo nada al de 11 trabajadores.

Seamos sinceros: esto no gusta como trabajadores, pero como empresarios buscaremos esta rentabilidad y productividad, ya que tenemos que competir en el mundo global actual con mano de obra mucho más barata que la nacional, y esto puede ser una buena manera de hacer que China o Rumanía no tengan una ventaja competitiva tan brutal por los salarios. Así que, nos guste o no, tendremos que evolucionar como profesionales y aportar a nuestro CV más conocimiento, más valor añadido para realizar tareas más relacionadas con el conocimiento que con el trabajo físico, que por otro lado son las que marcan la diferencia de ser o no ser, de sobrevivir o no de las empresas.

Es simple: puedes ponerte como quieras y decidir que solo viajas montado a caballo, pero eso no impedirá que los demás lo hagan en AVE. Está claro quién llegará antes y lo que te pasará a ti y a tu caballo, ¿no?

Termino dando una noticia a los CIO y CTO de las empresas. ¡No hay integración! Repito: no hay INTEGRACIÓN. No son necesarios API, conectores, FTP, web services o cualquier otra forma de conectar o integrar aplicaciones. Solo ellos saben lo que eso significa en ahorro de problemas, pruebas y horas de implantación, y seguridad e inmediatez. 

Además con RaaS/RPA podrás subcontratar las modificaciones de los flujos según estos cambien por necesidades del negocio, o si tienes bastante personal (y sobre todo tiempo para ello) podrás tú mismo modificar los flujos sin necesidad de depender de terceros.

Si esto te hace reflexionar sobre tu futuro profesional, sobre la transformación digital, sobre la robotización de los trabajos y las tecnologías emergentes, me doy por satisfecho.

Que tengas un buen y próspero día.

Nota: Por cierto, si quieres saber más de tecnologías como ésta o profundizar en Innovación y Transformación Digital de tu empresa desde el ámbito tecnológico hasta el de recursos humanos, liderazgo, marketing y otros, no puedes dejar de acudir al Digital Enterprise Show. Podrás ver el verdadero estado del arte de la Empresa Digital. Más de 18.000 personas de todo el mundo estarán allí los próximos 24, 25 y 26 de mayo, escuchando conferencias, viendo demostraciones y hablando con expertos. Es el primer evento mundial sobre Transformación Digital que se celebra en el mundo. Nosotros (Konica Minolta) estaremos allí con ponencias, actividades, stand y otros; si pasas por allí no olvides visitarnos. Estaré encantado de conocerte en persona y compartir impresiones.

Nos vemos en Digital Enterprise Show.

Otras entradas interesantes:

«
»

Enviar un comentario a
“RaaS – Robot as a Service”