La innovación en las PYMES españolas

Procesos de negocio¿Qué es la innovación en las empresas?

La innovación se puede definir como la acción de lanzar algo nuevo y disruptivo en el mercado y hacer dinero con ello.

Esta es una definición muy amplia de innovación, pero dentro de la misma existen dos formas distintas de innovar. La innovación tecnológica y la innovación del modelo de negocios. Las dos están íntimamente relacionadas con lo que todos conocemos como proceso de negocio.

Y esos procesos de negocio son los que algunas empresas ayudan a las compañías españolas a implementar, tanto en el ámbito tecnológico como en la manera de llevar a cabo los procesos en sí.

Además todas las empresas, independientemente del tamaño que tengan o de la industria a la que pertenezcan, necesitan innovar para crecer y prosperar. Pero siempre existe un “pero”, y es que la innovación sostenida puede resultar muy difícil.

La base para que esa innovación sea sostenida es lo que se conoce como BPM (Business Process Management) o la Gestión de Procesos de Negocio.

Como he comentado anteriormente, la innovación del modelo de negocios y la innovación tecnológica son dos maneras de innovar en las empresas, y ambas se relacionan estrechamente con los procesos de negocio y deben gestionarse con una total disciplina y el enfoque BPM.

La innovación del modelo de negocios incluye nuevas propuestas de valor o una modificación de ellas, nuevos procesos de negocio; con esto quiero decir de una forma llana que no es necesario inventar de nuevo la rueda, sino cómo esa rueda llega a sus clientes. Es decir, inventar o innovar con nuevos procesos de negocio para llevar su producto o servicio al mercado, eliminando o reduciendo significativamente los pasos no necesarios, para, eso sí, ofrecer al cliente una flexibilidad total y absoluta.

La transparencia que genera BPM ayuda a las empresas a mejorar la calidad de sus procesos de innovación, por ejemplo, al brindar soporte a la generación y el hallazgo de ideas mediante herramientas creativas de software y medios sociales, y al impulsar la eficiencia mediante flujos de trabajo para la gestión de ideas.

Lo adecuado es que las empresas identifiquen y evalúen nuevas y prometedoras ideas, que seleccionen las que pudieran tener mayores beneficios, llevarlas al mercado y medir su éxito. Aquí es donde el BPM se hace fuerte y genera valor al emplear el “proceso de gestión de procesos”, con el fin de gestionar ese proceso de innovación.

El BPM permite a las empresas simular escenarios alternativos para aumentar la agilidad, y facilita el acceso a los procedimientos en un repositorio de procesos. Además BPM puede mejorar la integración interna y externa del proceso de innovación permitiendo que las empresas usen motores de flujos de trabajo para encaminar ideas y facilitar las aprobaciones.

El proceso de gestión de procesos puede brindar el soporte a la innovación en todo su ciclo de vida. Permite a las empresas definir la innovación como un proceso de principio a fin, desde el hallazgo de ideas hasta la definición de la estrategia comercial y la medición del éxito. Utilizar el proceso de gestión de procesos permite aprovechar al máximo el diseño basado en modelos, los costos del ciclo y evaluar los tiempos del proceso de innovación, descubrir bloqueadores o cuellos de botella e identificar métricas específicas para la empresa.

El proceso de gestión de procesos puede ayudar a las empresas a aprovechar al máximo los métodos y las herramientas de BPM, como por ejemplo los motores de flujos de trabajo, a establecer roles y responsabilidades para la administración de los procesos, monitorear los indicadores clave de desempeño y alcanzar mayor transparencia en la forma en que las ideas fluyen en todo el proceso. Y, una vez que se ha establecido el proceso de innovación, el proceso de gestión de procesos puede ampliar el control de las organizaciones, permitiéndoles aplicar los resultados de la monitorización continua de trabajo para resolver problemas a corto plazo y superar problemas estructurales.

En definitiva, la innovación es un cambio de mentalidad en la empresa y sus gerentes, que sólo trae beneficios y a muy corto plazo, más allá de lo que se pueda creer. Y más aún si permiten que un conocedor y experto en la materia, como lo son las empresas de consultoría y servicios, pueda ser vuestro "partner" para recorrer este camino.

Otras entradas interesantes:

«
»

Enviar un comentario a
“La innovación en las PYMES españolas”