La ventaja competitiva que se logra con una buena gestión del Big Data

Big DataBig Data es el almacenamiento y gestión de grandes cantidades de datos que hay en Internet con el objetivo de mejorar procesos, y en el ámbito empresarial, puede convertirse en una herramienta fundamental para tomar decisiones de negocio más acertadas. Aunque esta definición raya en lo extremadamente simple, la podemos dar como acertada, pero sin olvidar que las fuentes de análisis del Big Data no se limitan solamente a lo que existe en internet, sino que también podemos considerar como una fuente de Big Data a todo ese archivo físico que poseen las empresas y que son un histórico muy importante para ser analizado. Diariamente se genera gran cantidad de información en las redes sociales, a través de teléfonos móviles, emails, etc., y crece de forma absurda el flujo de datos que viaja por la red, por lo que Big Data, su gestión y posterior análisis en tiempo real irá ganando importancia, ya que su fin es identificar patrones que nos permitan determinar dónde se encuentra el negocio, las faltas a corregir, los procesos a mejorar y, lógicamente, los posibles clientes. Por otro lado, se asoma sin temor la Internet de las Cosas, que consiste en conectar a la web nuestros objetos de uso diario, como puede ser una camisa que llevas puesta, y que nos puede proporcionar mucha información crítica de nuestro comportamiento, hábitos, etc., o un electrodoméstico, un coche… lógicamente, siempre con el fin de tomar decisiones más eficaces hacia la satisfacción de los clientes. Todo esto puede parecer muy oscuro y peligroso, o hasta provocarnos un gran temor con solo pensar en la mala utilización de esta información y el destino que se le puede dar. Desde mi perspectiva son miedos infundados, ya que internet es una especie de matrix incontrolable por cualquier gobierno y/o organización. Esto solo nos podrá traer beneficios. Si fusionamos los dos conceptos, Internet de las Cosas y Big Data, y lo aplicamos a un entorno empresarial, tendremos una herramienta de análisis del consumidor, ya que por ejemplo podremos saber qué café tomamos de manera habitual en casa por las mañanas y a qué hora, cuánto tardamos en ducharnos, cuántas veces a la semana usamos el secador e incluso los movimientos que hacemos con él. Sorprendente, pero no es ciencia ficción; es el presente y se reforzará con el paso de los días. Estos son pequeños ejemplos de los datos que se podrán obtener de cada uno de nosotros en la web, en un futuro que es mañana mismo… y además las actividades que realizamos definirán claramente nuestro perfil. Y como es lógico, los departamentos de marketing están ya consiguiendo el máximo provecho del Big Data, ya que se obtiene una visión amplísima del consumidor, de cómo, cuándo y por qué actúa. Esta es la ventaja competitiva que deriva de una excelente gestión del Big Data, pero para eso es necesario empezar a dar los primeros pasos en mejorar nuestros propios procesos y encontrar las soluciones que nos ayuden a obtener el acceso a dichos datos.  

Otras entradas interesantes:

«
»

Enviar un comentario a
“La ventaja competitiva que se logra con una buena gestión del Big Data”