Personalización de documentos comerciales

Haciendo impresión de dato variable en la oficinaEn el mundo de la publicidad existe siempre una constante a mejorar: los ratios de respuesta, es decir, qué respuesta se tiene con una campaña de publicidad ya sea televisión, radio, prensa escrita o marketing directo. Hasta hace poco tiempo, todas las campañas de marketing directo se hacían sobre documentos impresos en blanco y negro en los que en ocasiones se añadía el nombre y la dirección de la persona a la que iban dirigidos. A esto se le denominó marketing 1:1, cuyo ratio de respuesta aumentaba en comparación con las publicaciones en blanco y negro estándar. Poco a poco fue evolucionando y las comunicaciones empezaron a imprimirse en color e incluso con los datos del cliente, provocando también un aumento en los ratios de respuesta. Pero el mercado necesita un medio que atraiga mucho más al cliente final. Estudios realizados por prestigiosas consultoras a nivel mundial aseguran que los ratios de respuesta en comunicaciones impresas a todo color y contenido personalizado alcanzan hasta un 500% más que las comunicaciones en blanco y negro y sin personalizar. La impresión de Dato Variable (VDP) hace posible la comunicación personalizada a través de la capacidad de personalización de documentos individuales. A través de la combinación de un archivo máster que contiene texto estático y componentes gráficos con datos variables, caso de una base de datos de clientes, las herramientas de software crean documentos personalizados (como mailings, folletos u ofertas personalizadas), que tienen mucho más efecto que los envíos no personalizados. En definitiva, los documentos de publicidad impresos son similares, pero no idénticos. Por tanto, cada impresión es única, con nombres y direcciones, códigos de barras, imágenes, gráficos y números únicos, cuyos datos provienen de la base de datos, de un banco de imágenes y de reglas que deciden qué texto, gráfico o imagen mostrar. Este concepto es muy relevante para agencias de publicidad y/o empresas que quieran hacer campañas de marketing one to one con altos ratios de respuesta. Pueden hacer campañas tan ajustadas al consumidor como sus necesidades lo requieran; por ejemplo, una marca de automóviles puede enviar publicidad de un coche nuevo a clientes potenciales, dependiendo de su edad, sexo, estado civil e incluso en función de los ingresos que indicó cuando financió su anterior coche en la financiera de la marca. Con lo que a una persona de 40 años, con 2 hijos, casado y con alto poder adquisitivo le llegaría la publicidad de un monovolumen grande, de altas prestaciones y color gris, y a una chica joven de 22 años y soltera, le llegaría la publicidad de un coche pequeño, de tres puertas con equipamiento deportivo y de color rojo. Incluso es posible que en la matrícula del coche ponga el nombre del cliente. Pero también es una muy buena oportunidad para los impresores, pudiendo capturar mayor número de impresiones al ofrecer un producto mucho más atractivo y de más nivel al mercado. El objetivo no es sólo “manchar” papel, sino que se imprima papel con una información con coherencia. En este tipo de trabajos, también se suele facturar el trabajo de maquetación. De esta forma podrán facturar por trabajo realizado y no por impresión, pudiendo aumentar su facturación y beneficios.

Otras entradas interesantes:

«
»

Enviar un comentario a
“Personalización de documentos comerciales”