Un paseo por las nubes II

Los términos Software SaaS y Cloud Computing empiezan a oírse por las empresas, cada día son más las compañías que confían su gestión en estas nuevas tecnologías. El Proveedor se encargará del alojamiento y de las incidencias que se puedan ocasionar, así como de la seguridad, por lo tanto para el cliente todo son ventajas ya que delega estas tareas en su proveedor de servicios. Nubes o Cloud Computing son servicios de los que podemos disponer desde cualquier pc/tablet pc o terminal de internet. Las nubes son gestores de aplicaciones y datos, a los cuales accedemos con facilidad sin tener que instalar bases de datos o software en nuestros ordenadores. Podemos encontrarnos con distintos tipos de nubes:
  • Nubes Públicas: El usuario tiene acceso únicamente a sus datos, aunque puede estar trabajando y compartiendo con otros clientes el mismo servidor, discos y red.
  • Nubes Privadas: El usuario o cliente maneja las aplicaciones y son propietarios del servidor, disco y red, además pueden gestionar los usuarios restringiendo y autorizando el uso de las utilidades. Esta sería una buena opción para empresas que tengan una necesidad de seguridad y privacidad alta.
  • Nubes Híbridas: Es la combinación de las nubes públicas y privadas. El usuario es propietario de una parte y comparte otras de una manera controlada. Ofrecen la distribución de las aplicaciones, están dirigidas a aplicaciones simples que no requieran de sincronización ni bases de datos complejas.
  La Seguridad Según publica Network World España, en el estudio “Security of Cloud Computing Providers”, los proveedores de cloud se centran más en proporcionar las ventajas de coste y rapidez de implantación, dos de las principales razones citadas para migrar a cloud computing. La mayoría de los proveedores de cloud (79%) asignan sólo el 10% o menos de los recursos de TI a actividades relacionadas con seguridad o control. Esto coincide con otro resultado según el cual menos de la mitad de los encuestados están de acuerdo o muy de acuerdo con que la seguridad es una prioridad. Hoy en día existen escritorios web (¿podrían considerarse sistemas operativos?) sobre los que podemos trabajar desde cualquier punto de acceso a internet, así como sistemas operativos pensados para funcionar en netbooks e integrarse con aplicaciones en la nube. También podemos encontrar plataformas de servicios como Google Apps (la plataforma de servicios para empresas de Google que ya utilizan más de tres millones de compañías en todo el mundo), o Windows Azure (la plataforma de Microsoft para que los desarrolladores creen aplicaciones en la nube). Además, los proveedores de servicios en la nube, pueden proporcionar la gestión del archivo de documentos con valor probatorio y ofrecer sistemas que permitan la gestión del documento allá donde se encuentre y dotarlo de todas las garantías de seguridad, accesibilidad y legalidad, manteniéndolo durante la vida útil. En cuanto a las empresas, es evidente que la nube ofrece nuevas oportunidades, especialmente a las PYMES, por el posible ahorro de costes y la facilidad de integración. En cualquier caso supondrá un cambio de cultura y una transformación en la forma de ver las infraestructuras de servicios empresariales. Y parece que este nuevo enfoque ya se está extendiendo en España.

Otras entradas interesantes:

«
»

Enviar un comentario a
“Un paseo por las nubes II”