La mejora del flujo impresión en empresas de marketing directo

Por definición, el marketing directo es el que llega directamente al consumidor sin valerse de un medio de comunicación intermedio.

Este tipo de marketing es más rápido y económico y por eso lo utilizamos tanto pero, a medida que la competencia aumenta, el índice de respuesta es menor, ya que el consumidor tiene más opciones y descarta mucho antes los soportes. Esto nos lleva a perder eficacia con este tipo de marketing, por lo que es necesario ir un paso más allá para no deshacer el camino andado, para poder seguir utilizando esta herramienta pero sin perder la eficiencia, para mantener e incluso aumentar la tasa de respuesta, es decir el resultado final, la meta del marketing.

Tenemos que llamar la atención por encima de tanta competencia, tenemos que ser únicos para el consumidor, tenemos que… ¿qué es lo que tenemos que hacer para llegar con este tipo de marketing impreso? Claramente, lo que debemos hacer es mejorar el impacto y, consecuentemente, optimizar el sistema utilizado hasta ahora para la producción de materiales, dotándolo de una personalización automática de nuestros materiales en base a los flujos impresos de dato variable.

Esto significa que debemos encontrar nuevas soluciones para aprovechar todo el potencial de las bases de datos y poder llegar a todos los consumidores de una forma más directa y eficaz.

La personalización del dato variable implica la utilización de soluciones de software que estén dentro del flujo de impresión, ya que de nada nos serviría tener que variar todo nuestro sistema de trabajo, dedicar recursos exclusivos o imprimir todas las variaciones de forma manual.

Este tipo de soluciones ya existen en el mercado y de hecho ya están funcionando con excelentes resultados. Soluciones desde el uso del dato variable más básico, hasta otras que directamente recogen los datos del host, generan un flujo de trabajo para añadir dato variable personalizado en las impresiones transaccionales, imprimiendo el resultado a la vez que lo envía por e-mail o lo posiciona en determinadas hot folders para, por ejemplo, generar facturas electrónicas.

¡Y todo ello de manera totalmente automática!

Sinceramente, creo que esto es la mejora del flujo de impresión idónea para darle la vuelta de tuerca necesaria al nuevo marketing directo.

Otras entradas interesantes:

«
»

Enviar un comentario a
“La mejora del flujo impresión en empresas de marketing directo”